Posteado por: victordetord | 10 febrero, 2010

La Misión

Ayer fuimos a la antigua misión de Santa Barbara, en lo alto de la colina desde 1786 por obra de los franciscanos españoles y conocida como la ‘Queen of the Missions’ por su longevidad. Aparcamos delante y tiré un par de fotos de sus impresionantes vistas, pues desde sus jardines se tiene la impresión que la ciudad fluye hasta el mar como migas de pan en un riachuelo. Mckenzie pagó diez dólares por las dos entradas al museo, la cajera le devolvió el cambio con cara de aburrimiento mientras se desvivía por sonreír un poco y estuvimos buena parte de la tarde siguiendo a un fraile dibujado sobre un madero que señalaba con el índice cual estatua de Colón.

Me sorprendieron sus esbeltas palmeras, que no daban sombra de tan altas que eran, sus tejados, tan catalanes como andaluces y los motivos indígenas con los que se representaban símbolos característicos de la religión cristiana.

El patio interior, coloreado por diferentes cactus en flor y primera parada de la visita, me recordó a un pequeño campo de fútbol por la cantidad de hierba perfectamente recortada que rodeaba una fuente de piedra rosa. En la pared sur, bajo las vigas de madera, una solitaria baldosa me llamó la atención. Siendo esta la décima misión fundada en California por el Padre Junipero Serra, que plantó la cruz que hay delante pero falleció dos años antes de que los indios Chumash pusieran la primera piedra, no debería extrañar tanto que le recordasen modestamente con un palmo de ‘Siau Benvingut’ en terracota. Aún y así, el descubrimiento me hizo bastante gracia.

Seguimos adelante, perdiendo la vista en ventanas imposibles y puertas tapiadas, hasta llegar al cementerio de la parte trasera. Estuve curioseando durante un rato las fechas y apellidos de cada lápida y me detuve solamente frente a las de la familia de la Guerra, pues llamarse Francisco de la Guerra y tener por esposa a Concepción de la Guerra me parecía bastante divertido. También habían cruces de madera plantadas sin orden alguno entre los setos de los costados, un árbol australiano inmenso en el centro cuya sombra cubría casi todo el recinto y un nicho de mármol blanco al lado de la carretilla del jardinero. Frente a los restos del antiguo acueducto, al fondo del cementerio, un enorme cristo crucificado parecía observar dos lápidas valladas. Una verja puntiaguda de apenas un metro de altura separaba los restos de un conde y su hijo de los adoquines del camino. La lápida del hijo, mucho más pequeña, reposaba a la derecha de la de su padre, y no pude evitar sentir un escalofrío.

Luego, atravesamos un portón con calaveras grabadas en el muro y entramos en la Iglesia, cuya ornamentación era tan sorprendente como sencilla. Los colores y diseños que decoraban los muros de aquella sala no parecían propios del cristianismo pero varias esculturas, cirios y sedas bordadas en oro insistían en recordarlo. Hice unas cuantas fotos y seguimos adelante, hasta la capilla y la antigua cocina, sendos bodegones impresionistas tras cristales protectores. Luego venían un par de habitaciones, ejemplos de arte indígena y una explicación gráfica de los inicios de la misión.

A la salida, la novia tenía prisa pero yo no podía parar quieto con la cámara, motivo este de discusión que se saldaría con un beso. Cogimos el coche para ir a buscar unos sándwiches al ‘Three Pickles’ y acabamos comiendo en la playa, delante de un skate park sin grafitear. Se estaba bien a gusto pero soplaba un airecillo de esos que incomodan así que nos fuimos a por un botellín de agua al acabar con aquellos deliciosos entrepanes y casi nos damos de bruces con un pelícano – un bicho bastante más grande de lo que me imaginaba, sobretodo de tan cerca – que se había posado sobre el capó del coche aparcado tras el nuestro. Después, pasamos por una tienda surfera en la que Mckenzie se compró unas gafas de sol muy guapas, bebimos H2O a dos dólares y nos volvimos a mi piso porque ya refrescaba.

Anuncios

Responses

  1. 1582 el sol no se ponia en nuestro imperio…, con los Austrias y con los Borbones… 😉

    pd: entrepanes????

  2. Querido hermanito:
    No se me da, en efecto, el usar palabras grandilocuentes en mis escritos, pues, simplemente, no me salen tan fluidos y, por ello, no acabaría de gustarme el resultado. Sin embargo, que en ocasiones utilice algún sinónimo para evitar el repetirme no significa que yerre en la intención que esconde mi frase 😉
    Te quiero, te extraño y te mando un abrazo gigante desde el Pacífico.
    Nos leemos.

  3. Saltándome la profundidad y recogimiento que se respira a lo largo del estupendo paseo que hemos dado gracias a tu post, me permitiréis que tire un poco de humor negro:

    Si la belicosa pareja de difuntos tuvo una dinámica y enérgica vida sexual, ¿habrían seguido los amantes la directrices de Sun Tzu para dominarse uno al otro, en vez de las del Kamasutra?. Y en caso de que hubiesen engendrado un feliz y valeroso vástago, ¿el chaval sería el resultado del Arte de la Guera?… Who knows.

    Le preguntaremos al amigo Iker J. sobre el asunto.

  4. Se matarían a polvos, digo yo 🙂 Espero y deseo que, por lo menos, no le pusieran Dolores de nombre a su hija porque no veas como la iban a putear en la escuela… Un abrazo, crack
    P.d: más que para el pamplinas del Jiménez, este tipo de preguntas creo que son para Dios (léase, Punset) jeje

  5. He llegit avans q ns dejaramos d mamoneo y d peloteo y soltaramos alguna critica d vez en cuando, ….pues ahí va una: me he sobado tio!! Escribes cojonudo y seguro q el sitio era digno d ver, xo a mi me gusta más cuando escribes sobre situaciones/gente curiosa y leo al Victor al q estoy acostumbrado d barna (socarrón y deslenguado) q esta versión pseudo-literaria d este post!
    Si me he pasado d criticón pegame una colleja!! XDDDD
    abrazos y besos a repartir!!

    =)

  6. *nota: las palabras “socarrón” y “deslenguado” las he puesto xa q veas q tengo estudios y soy un tio leido!!

    XDDDDDD

  7. Buena, buena! De todas maneras, aquí se publican crónicas, aunque claro, tampoco soy periodista yo… para pseudo-literatura gamberra de las que nos gustan a ambos sugiero leas un poco del mismo autor en esta otra página: http://domemu.blogspot.com/ jejeje
    Un abrazo, crack
    P.d: Tranquilo, amigo, ya sabía que eras un tipo leido.. del jueves y del sport también se aprende 🙂

    • touche!! Lo dl Jueves y el Sport me ha dolido, más q nada pq ya sabes q yo soy más dl Mundo Deportivo q dl Sport!! XDDD
      En cuanto a lo dl blogspot ya me lo he mirado, no t creas, aunq me tira más la cronica social q se lee x akí!!
      Un abrazo a ti tb!!

      P.D.: Solo kdan 24 días xa q empiece el espectáculo dl gran circo….!!

      =)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: